Su novio intentó prenderla fuego: “Me abrazaba para que nos quememos juntos”

9 de febrero del 2021

Las marcas de la violencia que sufrió Lorena.

Lorena denunció a su pareja por violencia de género. Además de pegarle, amenazarla y perseguirla el fin de semana pasado la secuestró en un hotel de Paraná. Se trata de un hombre que estuvo preso por homicidio y fue sobreseído y cuya mamá denunció una balacera en su casa hace dos años atrás

Lorena denunció a su pareja por violencia de género. La situación, que lamentablemente no es novedosa sino parte de una preocupante estadística de hechos de violencia contra las mujeres en Rosario, llegó a un punto máximo cuando además de los golpes–también intentó quemarla–, las amenazas y percusiones se sumó un secuestro por el cual la joven estuvo encerrada en un hotel de Paraná.

Curiosamente, el equipo de El Tres advirtió que el hombre denunciado estuvo preso por homicidio y luego fue sobreseido. Hace dos años atrás, su mamá habló con este medio para exponer que su vivienda había sido baleada porque, de acuerdo a lo que ella analizaba, los agresores creían que en el inmueble vivìa su hijo.

“La Justicia es la Justicia”, dice la mujer intentando explicar las razones por las cuales a pesar de haber hecho una denuncia por violencia de género contra su pareja, recurrió a De 12 a 14 (El Tres). “Hace tres años conocí a este chico y a los dos meses empezó a golpearme y a manipularme, quise salir de eso pero no podía, no sé si por miedo o cariño. Pensé que podía ayudarlo a que cambie, que mi cariño podría hacerle bien”, comenzó su relato cargado de padecimientos.

Cuando comenzó a pegarme lo dejé y empezó a ir todas las noches al bar donde yo era moza, me amenazaba y amenazaba a todos los de ahí así que dejé de ir”, indicó. Pero no fueron solo palabras, el muchacho pasó a los actos: “Un día se tiró alcohol y me abrazaba para que nos quememos juntos”, precisó. “También amenazaba con matarse porque decía que no podía vivir sin mí o con mostrar videos y fotos íntimas mías”, agregó.

El fin de semana, Lorena padeció al máximo. Fueron juntos a Paraná y, según sostuvo él la encerró en el hotel durante horas supuestamente porque ella se negó a tener relaciones sexuales.

La acumulación de hostigamiento y castigo físico empujó a la joven a radicar la denuncia ante la Justicia que dictó una restricción física al victimario. Además, le ofrecieron un botón de pánico. “Tengo dos hijas y no quiero que me vean más golpeada, que se entere por televisión que esto ya se terminó”, subrayó.

Fuente:Rosario3.com