Magnani: «Hay más niños y de menos edad que trabajan en la calle»

28 de octubre del 2020

La pandemia acentuó la pobreza en los sectores más vulnerables de la sociedad, y entre ellos, se percibe un incremento de personas en situación de calle, señalaron concejalas consultadas por RosarioPlus.com, Marina Magnani (Unidad Ciudadana) y Lorena Carbajal (Partido Socialista). En este sentido, recobró inquietud en el cuerpo parlamentario la situación de los niños y niñas que trabajan en la vía pública, y por eso avanzó un proyecto para realizar un relevamiento social sobre esta problemática, que incluya a los operadores municipales y a organizaciones civiles que interactúan en territorio con el problema.

La iniciativa apunta a relevar cuántos niños y niñas trabajan en la calle, su situación familiar, su escolaridad y las alternativas de abordaje posible para restablecer sus derechos vulnerados.

La señal del Concejo pretende que la agenda pública del municipio enfoque este asunto en primer plano, sobre todo en tiempos de pandemia y sus consecuencias en la población. Datos citados por la concejala Marina Magnani (Unidad Ciudadana) indican que entre 2017 y 2019 la población en situación de calle se multiplicó, y la percepción es que la pandemia acentuó ese proceso de exclusión. «Notamos un incremento en el número de niños más chicos, de 6 a 9 años, que mendigan o trabajan en la calle, y vemos que el municipio en la gestión socialista y el macrismo en la Nación acabaron por naturalizar esta proliferación», apretó la autora del proyecto que ayer se ventiló en la reunión de la comisión de Presupuesto.

Según registros de organizaciones sociales que están en este tema, para 2015 había unas 215 personas en situación de calle en Rosario, de manera crónica. Muchas de ellas, con patologías psiquiátricas y conflictos personales que tornan difícil reencauzar en un proyecto de vida. En 2017 ese número había superado las 400 personas, y pronto ya el relevamiento se fue de la cuenta. «Aparecieron en la calle familias enteras, desalojadas, desocupadas, desmembradas al ubicar a un hijo con un pariente, a otro con otro. Fue consecuencia clara de la política económica de la era Macri en su último bienio», reseñó Magnani. 

La concejala peronista advirtió que luego se notó más niños pequeños en la mendicidad y la venta ambulante nocturna en los circuitos gastronómicos, y consideró la necesidad de «tener un diagnóstico sobre esa niñez en edad escolar que trabajan en la vía pública: determinar su situación familiar, social y habitacional, los casos que son estrategias familiares de supervivencia, y los casos donde hay explotación infantil», distinguió Magnani. «La situación se agravó en la pandemia porque hay más gente en situación de pobreza», agregó.

«La idea es actualizar el relevamiento y en base a eso acompañar cada caso, en trámites de documentación, acceso al IFE, a la Tarjeta de Ciudadanía, o si hay problemas de adicciones, de violencia. Es trabajar con las problemáticas de base que redundan en la vulneración de los derechos de esa infancia», acotó la concejala socialista Lorena Carbajal, titular de la comisión de Presupuesto.

El proyecto no halló objeciones hasta ahora, y sería aprobado dentro de dos sesiones. Lo haría el municipio junto con organizaciones civiles que operan en la calle, sobre todo para detectar los niños y niñas que trabajan en el centro, Paseo Pellegrini y Pichincha.

Lucas Raspall, subsecretario de Desarrollo Humano de la Municipalidad, dijo que no hay cifras claras acerca de la dimensión del fenómeno de la niñez en situación de calle y señaló que «se instalaron equipos territoriales de la infancia con el objetivo del fortalecimiento familiar». Asimismo, aseguró que hay «una agenda programada con el Concejo» para trabajar sobre la problemática.

Fuente:Rosarioplus.com