Todas las cartas están echadas sobre la mesa

26 de marzo del 2021

Hasta ahora Peiti permanecía en libertad pese a estar imputado en la causa de Rosario.

Fue en el marco de una causa por juego clandestino que llevan adelante dos fiscales de Rafaela. Peiti como «arrepentido» hizo caer a dos ficales rosarinos.

El empresario de juego Leonardo Peiti fue detenido ayer en la mañana en Morrison al 8000 en el barrio de Fisherton en el marco de una causa por juego clandestino que llevan adelante dos fiscales de Rafaela. El mega operativo estuvo a cargo de personal del Organismo de Investigación (OI) del Ministerio Público de la Acusación (MPA) y la Tropa de Operaciones Especiales (TOE) y se llevó a cabo en distintos puntos de los departamentos Castellanos y Rosario. Por su parte el abogado de Peiti, Luis Rossini apuntó contra funcionarios judiciales porque consideró que tenía un «pacto» con ellos. «Yo pacté con Baclini, el jefe de fiscales de la provincia. Vamos a ver cómo hace para salirse el MPA del pacto que tienen con nosotros», aseveró en referencia al estado de libertad en dos causas distintas ambas por juego ilegal, la de Rosario y la de Melincué.

Los operativos se realizaron casi en forma simultánea en distintos puntos de la provincia: 16 allanamientos se hicieron en la ciudad de Rafaela, cinco en Rosario; uno en Lehmann; uno en Ataliva y el restante en la localidad de Eusebia y Carolina (ubicada sobre la ruta provincial 280 S, a pocos kilómetros del límite entre Santa Fe y Córdoba).

Los operativos en Rosario se hicieron en la vivienda de Peiti de Fisherton; en el country Funes Hills Miraflores (donde reside su hermano), en la mutual del Jockey Club ubicada en Viamonte al 1.500 y en otros dos domicilios cuyas direcciones no fueron reveladas.

En total fueron cinco las personas detenidas, entre ellas Peiti y su hermano Esteban en Rosario; María S., en la localidad de Eusebia y Josefina; Eduardo S., y a un hermano del fallecido David Perona, estos dos en la ciudad de Rafaela. Entre otras cosas, se secuestraron teléfonos celulares, una importante cantidad de documentación, dinero en efectivo y cuatro vehículos.

La causa Rafaela en la que está involucrado el capitalista del juego domiciliado en Rosario está vinculada a una investigación por una supuesta red de juego y casinos clandestinos que derivó, en agosto del año pasado, en el arresto de David Alejandro Perona, quien era conocido como “El Rey” del juego ilegal en el oeste santafesino, y falleció dos meses en el hospital Farré, tras contraer coronavirus.

En esta causa, Peiti está sospechado de ser uno de los organizadores -junto con el fallecido Perona- de asociación ilícita. Peiti y su hermano fueron trasladados pasado el mediodía de ayer a Rafaela, mediante un amplio operativo.

El abogado del empresario detenido, Luis Rossini,  mostró enojo en Radio Dos porque entiende que la investigación «es la misma que la de Melincué y Rosario», donde su defendido se encontraba en libertad. «Tienen que unificarlas, hoy están separadas», enfatizó. «Se rumorea que esto fue por la declaración de un policía como arrepentido. Habrá que ver. ¿Por una simple declaración lo detuvieron? Se politizó la causa. Es jurídica, pero está politizada», comentó Rossini.

El abogado de Peiti apuntó contra funcionarios judiciales porque consideró que tenía un «pacto» con ellos. «Yo pacté con Baclini, el jefe de fiscales de la provincia. Vamos a ver cómo hace para salirse el MPA del pacto que tienen con nosotros», aseveró.

«Lo que pasa es que el apellido Peiti con el tema del padre está asociado en la provincia al juego ilegal», finalizó en relación a las causas judiciales que tiene la Justicia contra el papá del hoy empresario arrestado. El letrado destacó su sorpresa porque hasta ahora Peiti “transita en libertad, no entorpeció el proceso y no intentó fugarse”.

En declaraciones formuladas por LT8 de Rosario, indicó que “acá algo huele a podrido. El MPA es uno solo, y que algo huele feo acá, una persona que está imputada hace tres años en Melincué por lo mismo que acá (en Rosario), pero imputada hace un año, está en libertad. El martes le rechazaron la inconstitucionalidad por el tema del senador Traferri, ¿no será que están buscando que el cliente nuestro, ellos piensen que tenga algo para decir y entonces estando entre rejas, diga algo del senador para que puedan buscar algo de lo que le vienen cerrando las puertas?”, se preguntó.

El ahora detenido fue foco noticias el año pasado, cuando declaró como imputado colaborador –o «arrepentido»– y provocó las detenciones del ex fiscal Gustavo Ponce Asahad y el ex jefe de fiscales de Rosario Patricio Serjal Benincasa. 

Hasta ahora Peiti permanecía en libertad pese a estar imputado porque su condición de colaborador en la causa de Rosario implicaba, según la explicación de los fiscales, la imposición de una figura penal que permitía la excarcelación. No obstante ahora su perspectiva, según fuentes del Ministerio Público de la Acusación (MPA), se complica por dos motivos: primero porque en esta causa está sospechado de organizador de asociación ilícita, lo que tiene una pena prevista de prisión efectiva. Pero además porque en dos semanas, el 7 de marzo, será acusado en una audiencia preliminar de juicio, bajo la misma carátula, en Melincué, donde el fiscal Matías Merlo le adjudica ser organizador de una red de juego en siete localidades distintas de la provincia, como principal responsable.

La causa de Rafaela por la que Peiti fue detenido esta mañana es una derivación de otra que había iniciado el fiscal de Rafaela Martín Castellanos. En ese trámite el 8 de agosto pasado fue detenido David Alejandro Perona, de 44 años y conocido como “El Rey” del juego ilegal, a quien apresaron en su departamento de Rafaela. Sobre Perona, que falleció dos meses después, pesaba una denuncia del año 2017 ante la fiscalía a cargo del fiscal Castellanos por el manejo de casinos clandestinos, que tuvo un trámite cuestionado por sus demoras.

Cuando en agosto pasado los fiscales Luis Schiappa Pietra y Matías Edery por la causa iniciada en Rosario allanaron la casa del empresario Peiti en Morrison al 8000, la misma donde hoy fue detenido, secuestraron un pen drive que contenía numerosas conversaciones, entre ellas varias con un número agendado como “David3” que los pesquisas identificaron como el número de Perona.

Además, según la acusación, se comprobó que el día de ese allanamiento había allí estacionado un Renault Kwid patente AD335AN que está a nombre de Perona y que éste había ganado en febrero pasado en un multitudinario bingo que realizó el Club Atlético Brown de San Vicente.

Fuente:Rosario12.com.ar