Se desató la interna en la Corte

Rosenkrantz acusó a Lorenzetti de haber desmantelado el área de Comunicación del Tribunal

El traspaso en el máximo Tribunal se inició con un fuerte conflicto entre su nuevo titular y su antecesor. La causa fue el traslado de personal del área de Comunicaciones realizado por Ricardo Lorenzetti en los días previos a dejar la presidencia de la Corte Suprema. Carlos Rosenkrantz lo responsabilizó de haber dejado acéfala la secretaría de Comunicaciones y de haber puesto en riesgo la continuidad del Centro de Información Judicial.

Apenas ocho días después de la asunción de Carlos Rosenkrantz en la presidencia de la Corte Suprema, apuntó contra su predecesor Ricardo Lorenzetti. La disputa surgió por los movimientos de personal autorizados por Lorenzetti en el área de comunicación en los días de transición, que motivó una orden de Rosenkrantz por la “recuperación de la totalidad de los dispositivos tecnológicos que posibilitan el manejo del sitio web” del Centro de Información Judicial (CIJ).

Según trascendió, Rosenkrantz denunció que por los traslados firmados por Lorenzetti en los días previos a su asunción, la CIJ quedó “acéfala” y dispuso que “asegure, de modo urgente y por los medios que estime conducentes, la seguridad informática del CIJ y la administración exclusiva del mismo” por parte la Presidencia de la Corte. La decisión fue formalizada a partir de la Resolución N° 3038/2018 de la Secretaría de Administración de la Corte, encabezada por Daniel Marchi.

El presidente de la Corte hizo hincapié en los traslados firmados por Lorenzetti (el 27 de septiembre, tres días antes de dejar la presidencia) de María Bourdin, responsable del CIJ y de su segundo, Pablo Méndez. También mencionó el traspaso de otras diez personas que hasta entonces integraban la dependencia de Comunicación, a distintos ámbitos de la Corte, por lo que el equipo de profesionales del sector se redujo de 18 a seis empleados.

“Como consecuencia de estas decisiones el área ha quedado acéfala y sin personal suficiente para cubrir las importantes competencias que le atribuye”, advirtió Rosenkrantz en el escrito, donde concluye que con estos cambios se “ha hecho imposible” su funcionamiento, poniendo “en riesgo la continuidad operativa del Centro de Información Judicial”.

Rosenkrantz recordó la disposición interna por la cual ese sector responde de manera “directa” al titular de la Corte Suprema. “El Presidente debe contar, de modo urgente, con los medios para continuar el servicio provisto por el CIJ, entre los que se cuentan el acceso exclusivo e irrestricto a la página web”, remarcó, a la vez que mencionó que su cumplimiento incluye “las medidas de seguridad informática” necesarias.

El nuevo presidente de la Corte hizo hoy su primera presentación pública, al inaugurar junto al presidente Mauricio Macri el J20, un encuentro de jueces de los países del G20. “Contribuimos con la justicia si honramos la imparcialidad y la independencia”, enfatizó Rosenkrantz, en el marco de la inauguración, desarrollada en el Alvear Icon Hotel.

Rosenkrantz definió la reunión como “un encuentro sin precedentes que servirá para comparar y compartir experiencias en tribunales superiores de sistemas jurídicos muy heterogéneos”. En el J20 habrá debates durante dos jornadas sobre derechos y justicia, desarrollo sostenible y democracia global.

Fuente: Pagina12.com.ar